domingo, 2 de febrero de 2020

Los Muchachos de Jo de Louisa May Alcott

Leí una edición viejita, prestada de la
Biblioteca Santiago Anguizola Delgado,
de mi Ciudad.
Buenos días.

La primera reseña del año es de un libro que terminé en enero pero por falta de computadora, hasta ahora es que puedo hablarles de él. Este libro es el segundo que saboreo de la autora de Mujercitas, obra que devoré hace como 4 o 5 años atrás. Mujercitas es archiconocida por la película de Winona Ryder, con Christian Bale, misma en la que participan Susan Sarandon y Kristin Dunts. Un clásico maravilloso que me dio a conocer a la señora L. M. Alcoott y que es una  excelente opción para quienes les cuesta aplicarse con los clásicos, por lo ligera, romántica, sensible y divertida que es.

Los Muchachos de Jo, en parte nos muestra lo que ha sido de la vida de las hermanas March: Josephine, Meg y  Amy. Luego de casarse, cada una tuvo hijos o hijas, algo que les dio satisfacción como es de esperarse, porque se casaron con hombres muy buenos; pero además, cada una se dedicó a lo que tanto había deseado: Jo en una escritora famosa, Amy en una escultora de renombre y Meg, aunque no llegó a ser actriz propiamente, imparte clases de teatro en la escuela que ha creado la familia para niños y niñas. ¿Se imaginan tener a estas mujeres de maestras y orientadoras? A mí me toca imaginarlo porque me salté leer HOMBRECITOS jejeje pero bueno, a lo hecho, pecho.

El asunto es que ya sus estudiantes crecieron, se graduaron y cada uno ha tomado un rumbo distinto. El cariño que se tienen, más que profesoras/alumnos es de madres/hijos; de manera que luego de egresados, se extrañan entre sí, y por ello se programa  una reunión tipo reencuentro.

Josephine March, ahora la señora Bhaer o como también se le apoda, la tía Jo, ha conservado mucho de lo que era de joven en el sentido de ser divertida y de confianza. Pero pronto nos daremos cuenta que también ha cambiado. Por ejemplo, las reglas impuestas por la sociedad sobre cómo deben ser los matrimonios, ahora le parecen más lógicas y necesarias. El tema de las circunstancias económicas de un joven, la compulsa a aconsejarle cariñosamente que se olvide del tierno y sincero cariño que profesa a una jovencita de mejor posición social. Y no porque sea poco probable que sea correspondido, sino porque sería prohibido por los padres de ésta.  Para mí esto fue chocante porque, palabras más o palabras menos, era como decirle: te quiero, se que eres buena gente, inteligente y valiente, pero eres insignificante para ella. Y caía especialmente mal porque las muchachas virtuosas y motivo de pasiones en la historia, son sus propias sobrinas. Hijas de Amy o de Meg.

Esta edición está ilustrada hermosamente. El libro gastado
y con las páginas amarillentas infunde una sensación de
respeto por la historia y la autora.
Los muchachos de Jo son Dan, que para mí es la versión masculina de Jo en Mujercitas, y por ello obviamente mi personaje favorito. También tenemos a Emil, un marinero y a Nat, quien desea ser músico como Laurie, y financiado por éste, viaja a Europa para especializarse.  Rob es hijo de  Jo y el señor Bhaer, tiene  una personalidad muy bonita y Ted, es su hermano menor, pero son de carácteres totalmente opuestos. Su interacción en la novela es super graciosa. Por otro lado está Tom, que vive eternamente enamorado de Nan, quien lo coloca en el friend zone, pues Nan es una estudiante de medicina que no tiene ningún interés en casarse, es más, se le percibe como algo feminista y es la mejor amiga de una de las hijas de Meg. Otros personajes como Beth, Josie y Daysie, sobrinas de Jo, son muy bonitos por la edad en que se encuentran y porque la autora juega con nuestro deseo de volver a conocer a otras MUJERCITAS,  como una especie de nueva generación.

Los muchachos de Jo es una novela que habla acerca de tomar el control sobre nuestras propias vidas. Puede que tengamos ayuda y excelentes consejeros, pero al final de cuenta, nuestras decisiones y nuestro esfuerzo es lo que hace que nos convirtamos en "alguien". Para nuestro orgullo o vergüenza.

En el caso de Dan y Nat, tuvieron que experimentar que el autodominio y el  autocontrol, son cualidades cristianas importantes a cultivar. Que nuestras acciones impulsivas, vanidad u orgullo no solo nos hacen daño a nosotros mismos, sino tambièn a nuestros seres queridos. Y sí, la novela tiene un alto componente religioso, pues los valores morales de la Biblia son recalcados. En el caso de Dan, la existencia de Dios y sus normas representaban un debate intenso dentro de sí. A mí esto, personalmente, me gusta mucho. Ahora bien, para la època todavía imperaban costumbres sociales bastante clasistas y elitistas, que hacían que el discurso religioso sonara hipócrita. Pero la excusa  siempre fue lograr matrimonios felices, que no pasaran carencias, porque en algo hay que ser honestos: no se vive solamente de amor.

El libro tiene muchas frases bonitas, reflexiones profundas que vale la pena conocer. Así que quien desee conocer la historia de Los muchachos de Jo, no deben esperar un emocionante drama, una aventura trepidante y una historia de amor cursi. Es verdad que Dan me hizo llorar un chin, pero los capítulos son tan cortos y el drama tan condensado, que lo que te deja es una sensación de haber conocido gente con muchos talentos, ganas de vivir y con un futuro prometedor.

Gracias por leer en este ratito libre. El lunes irè a ver la nueva cinta fe Mujercitas con una amiga, ¿ya la vieron ustedes? 


11 comentarios:

  1. Hola.
    Yo he leído muchas veces Mujercitas, Aquellas Mujercitas y hombrecitos, pero no había leído esta novela hasta que en un post de mi blog en el que hablaba de Hombrecitos, me la nombraron, la busquçe y la leí. Y opino como tú.
    Respecto a las pelis mis favoritas son las antiguas, la de 1949 cn Elizabeth Taylor cuando era una niña y la de 1933 con Katherine Hepburn. Yo de pequeña, al igual que mi madre, quería ser Jo.
    Muy feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son precisamente esas dos cintas las que no he visto. Gracias Marigem. Besos !

      Eliminar
  2. ¡Hola! ^^
    No tenía pensado leer este libro, porque con "Mujercitas" tuve suficiente, pero después de leer tu reseña me parece que le voy a dar una oportunidad.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Lo leí 20 veces
    No recuerdo haber leído tanto un libro en mi entera historia de vida...

    Gracias por darnos una reseña llena de sabiduria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muchas veces. Yo no suelo releer, y menos tantas veces jjeje gracias por comemtar.

      Eliminar
  4. Hola Fany :D
    Mujercitas es de mis eternos pendientes. Acá ese libro se llama hombrecitos (o eso creo xD) pero no me atrae tanto. Primero le daré la oportunidad a mujercitas y si me gusta me apunto este. Ya que aparentemente las historias tienen un mismo estilo.
    Gracias por la reseña
    Besos ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombrecitos y Los muchachos de Jo son dos libros diferentes. Como digo en la reseña, no he leído Hombrecitos. Y èse ss la continuación de Mujercitas (o libro 2 en una trilogía) y se desarrolla en la escuela Plumbfield, que se creó en la casa que tía March heredó a Jo March.

      Gracias por comentar querida.

      Eliminar
  5. ¡Hola Fany!! Pues hace mucho que leí Mujercitas, pero es una obra que merece la pena. No conocía esta novela y no me importaría leerla para saber que fue de ellas
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que voy a volver a leer Mujercitas en cuanto pueda porque ahora me parece que lo que antes leí era un resumen. Mi ejemplar es demasiado delgadito, asi que creo que me perdí de mucho.

      Eliminar
  6. Mujercitas me parece una lectura entrañable. La leí en la preadolescencia y la he vuelto a leer de adulta. Seguro que sería una delicia seguir acompañando a las hermanas March y sus muchachos en esta novela. La edición se ve preciosa.
    No he visto la película pero me apetece mucho hacerlo.
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario. Visitaré tu blog tan pronto tenga otro ratito libre...